En la causa «Rodríguez, Ricardo s/ extradición», el 10 de noviembre de 2015, la C.S.J.N. estableció que “sin perjuicio de que este Tribunal ya ha señalado que cada una de las autoridades a las que competa intervenir en lo que resta del procedimiento de extradición, en las sucesivas decisiones y medidas que adopte, deberá estudiar, en la oportunidad y bajo la modalidad que mejor se ajuste a las particularidades del caso y en forma sistemática, cómo los derechos y los intereses de los hijos del requerido pueden verse afectados, recurriendo a los mecanismos que brinda el ordenamiento jurídico argentino para reducir, al máximo posible, el impacto negativo que, sobre la integridad del menor pudiera, a todo evento, generar la concesión de la extradición de su progenitor (Fallos: 333: 927, considerando 9o y sus citas y más recientemente CSJ 176/2013 (49-T) /CS1 «Torres García, Claudia s/ extradición», sentencia del 29 de abril de 2015, considerando 3 0 y 50)”.

El bloque constitucional:

Es importante no perder el eje del bloque constitucional nacional en el proceso al momento de analizar cada uno de los puntos del pedido de extradición y de esa manera exigírselo al juez,porque este tiene el deber de hacer una interpretación de los tratado en particular que regularan el proceso extraditorio adaptando estos mismos a los tratados internacionales con jerarquía constitucional, justamente por lo ultimo ya que los tratados al estar en la cima de la pirámide kelseniana junto a a nuestra constitución nacional no pueden quedar olvidados. Los tratados que regulan la extradición por ejemplo con el Reino de España sea por un lado el de Extradición y por otro el de Cooperacion Penal Internacional no receptan la Neo-Normativa Constitucional e Internacional humanitaria porque son anteriores a la reforma constitucional. Ergo es labor del juez garantizar de oficio ejercer una interpretación sin dejar de lado la cima piramidal constitucional.

El desafío propuesto en el presente es establecer la importancia de la aplicación del Interés Superior del Niño, en aquellos casos en los que se solicita la Extradición de una madre o padre que tienen hijos menores de edad,ya que la extradición puede  genera en ciertos casos un quebramiento en el principio del Interés Superior del Niño y puede agravar la vulnerabilidad de los mismos en aquellos casos en los cuales sea la madre o el padre los único sostenes o pilares de la Familia.

Los niños son el colectivo mas vulnerable en todos los aspectos es por eso que nuestros legisladores para proteger el derecho de estos le han entregado jerarquía constitucional a los tratados de derechos humanos consagrados en el articulo 75 inc. 22 de nuestra Constitución Nacional tras la reforma del año 1994. La Convenciones sobre los Derechos del Niño y la ley 26.061 también deben tenerse en consideración ya que conforman el corpus iuris en materia de derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, sin dejarse de lado las observaciones generales que emanan del Comité Internacional de los Derechos del Niño, ya que este es un organismo creado por la propia CDN.

Cillero Bruñol, Miguel,” El interés superior del niño en el marco de la convención Internacional sobre los derechos del niño”, Revista Justicia y Derechos del Niño, nro. 9, Santiago de Chile 2007,p. 126. Y se agrega: “Si bien el consenso como dice Lyotard es siempre un horizonte a realizar , se puede afirmar que la Convención representa el consenso de las diferentes culturas y sistemas jurídicos de la humanidad en aspectos tan esenciales como los derechos y deberes de los padres y Estado frente al desarrollo de los niños, las políticas publicas dirigidas a la infancia, los limites a la intervención del Estado y la protección del niño de toda forma de amenaza o vulnerabilidad de sus derechos fundamentales , y finalmente la obligación de los padres , los órganos del estado y la sociedad en general a adoptar todas las medidas para dar efectividad a sus derechos”.(pag.127).

La CDN como la ley a nivel nacional 26.061 de Protección Integral de los derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, impulsan una nueva institucionalidad en lo relativo a la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes, promoviendo un replanteo profundo sobre la relación del Estado   integrado por sus tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, la familia y la comunidad toda con las personas menores de edad.

El Comité de los Derechos del Niño en su Observación nro. 14, dedicada justamente a profundizar y materializar el concepto jurídico de interés superior del niño, destaca una triple función al ser un derecho, un principio y una norma de procedencia. Al ser un derecho de tinte sustantivo implica que “ el derecho del niño que a  su interés superior sea una consideración primordial que se evalué y tenga en cuenta al sopesar distintos intereses para tomar una decisión sobre una cuestión debatida, y la garantía de que ese derecho se pondrá en practica siempre que se tenga que adoptar una decisión que afecte a un niño, a un grupo de niños concreto o a los niños en general, por lo que se entiende que se trata de una obligación intrínseca para los Estados, es de aplicación directa, y puede aplicarse ante los Tribunales”. Esto conlleva que es un principio jurídico interpretativo fundamental, por lo cual, si una disposición jurídica admite mas de una interpretación siempre se deberá elegir aquella que satisfaga el interés superior del niño.

De acuerdo a las lecciones del constitucionalista alemán Robert Alexy, se explica o sostiene que el interés superior del niño “ se presenta como un mandato de optimización dentro del discurso jurídico , que es pronunciado por medio de la sentencia. Debiéndose fundamentar el mismo, en los criterios racionales, que nos son promovidos por los derechos humanos, en la medida que ellos traslucen los valores jurídicos específicos que deberán tenerse en cuenta. Para lo que se requiere de una labor de ponderación de los principios en juego , debiéndose justificar en cada caso el modo mas adecuado,la decisión a la que se arribara, en procura de la maximización de derechos, entiendo por tal no la aplicación de uno por encima del resto de los derechos, sino tomando como parámetro, el contexto los criterios establecidos por toda sociedad democrática y procurando el cumplimiento efectivo de la mayor cantidad de ellos”,Garate Rubén Marcelo, “Interés superior del niño como mandato de optimización”, UNLP 2008-38-375.

El Rol del Interés Superior del Niño:

Es impórtate no dejar de lado que el principio del Interés Superior del niño se ha encontrado muy presente en muchos fallos de la CSJN que ha sostenido por ejemplo que “ la consideración primordial del interés del niño, que la convención sobre los Derechos del Niño-art. 3.1- impone a toda autoridad nacional en asuntos concernientes a menores , orienta y condiciona toda decisión de los tribunales de todas las instancias , incluyendo a la Corte Suprema a quien corresponde aplicar los tratados internacionales a los que el país esta esta vinculado con la preminencia que la constitución le otorga art. 75 inc. 22 CN” Corte Suprema., 2/8/2005, “S.,Cs/adopción”,Fallos 328:2870.

También la CSJN a sostenido “ que la atención principal al interés superior del niño al que alude el art. 3.1 de la Convención sobre los Derechos del Niño apunta a dos formalidades básicas: constituirse en pauta de decisión ante un conflicto de intereses y ser un criterio para la intervención institucional destinada a proteger al menor , parámetro objetivo que permite resolver los problemas de los niños en el sentido de que la decisión se define por lo que resulta de mayor beneficio para ellos” Compilado de precedentes en los cuales se profundiza sobre el interés superior del niño en la jurisprudencia constitucional (http://www.csjn.gov.ar/data/intsupn.pdf).

Tales directrices se vuelven insoslayables al momento de generar políticas públicas, disposiciones normativas, resoluciones judiciales o administrativas que incidan directamente en la persona de un menor de edad. Es por ello que hago mención de ellas, al ser éste un tema importante en donde el derecho de un niño pasa a encontrarse controvertido, al pretender profundizarse el daño que se puede generar al Interés Superior del Niño cuando el mismo no es tenido en cuenta en casos de extradición separándoselos  de sus  padres y  alejándoselos.

Quien deba generar  la interpretación de este Principio de rango constitucional no estaría mas que Profundizando un daño al interés del menor en caso de dejarlo de lado. Es discutido en los procesos de extradición si los principios constitucionales internos deben ser puestos en jugo o no ya que muchos sostienen que estos procesos son solamente formales en los cuales se discute la procedencia de la extradición y si la misma procede o no en base a la normativa especifica en caso de que haya tratado vigente con el país requirente. Nosotros no tenemos duda que el Juez esta obligado a no dejar de lado el bloque constitucional del articulo 75 inciso 22 de nuestra constitución nacional y mas aun en los cuales la procedencia de una extradición puede poner en riesgos el derecho de los niños, no basta con hacer solamente una verificación formal, si no una evaluación general detallada y minuciosa cuando nos enfrentamos a posibles violaciones de derechos humanos.

Como antes se sostuvo el Interés Superior del Niño  es una norma de procedimiento y así hay que comprenderla por lo tanto siempre que uno se encuentre ante una posible decisión que pueda generar la profundización de la vulnerabilidad de los niños no solo escuchárselos  o pedirse cualquier tipo de medida psicológica adecuada para que estos puedan expresar su opinión al respecto, si no que esto deberá ser valorado al momento de decidirse sobre la extradición.

La extremada formalidad de los procesos de extradición que en muchas ocasiones es impulsada por interés extrajurídicos porque dependen de demandas diplomáticas no pueden generar una desvirtuarían de la interpretación que nos manda la cima jerárquica normativa de nuestro país, porque no hay nada que voltee o invierta la pirámide normativa de Kelsen en argentina.

Conclusión:

Ante lo expuesto creemos que es de suma importancia no dejar de lado el bloque constitucional del articulo 75 inc 22 a la hora de hacer la interpretación de los tratados de extradición firmados con las demás potencias extranjeras, ya que la constitución y todas las normas que este en la misma jerarquía a ella son las encargadas de trazar el camino de la interpretación del ordenamiento jurídico en su totalidad.

 

Por el Dr. Ricardo Bordato

Recent Posts